Geobiología

Geobilogía

Es la ciencia que estudia las energías de la tierra y su influencia en los seres vivos.
El lugar que elegimos para vivir, o para dormir influyen (positiva o negativamente dependiendo de la energía del lugar) en nuestro cuerpo y por lo tanto en nuestra mente, nuestras emociones, etc.
De la Tierra recibimos energías vitales que forman, junto a las energías cósmicas, el marco en donde se desarrolla la vida. La energía que se localiza en la corteza terrestre proviene de la interacción de diferentes mecanismos energéticos: los inherentes a la propia Tierra (magnéticos, eléctricos, gravitacionales, etc.) y los cósmicos (solar, lunar, planetas, galaxias, etc.). Esta energía global puede intensificarse o debilitarse en determinados puntos o lugares, los cuales podemos considerar como lugares geopatógenos.

Las alteraciones más frecuentes y más preocupantes son las fracturas y las corrientes de agua subterránea. Las fallas o fracturas son quiebras producidas por rompimientos de los estratos y bóvedas que originan un hundimiento. El organismo reacciona contra la agresión a la que es sometido, liberando o inhibiendo una serie de sustancias bioquímicas endógenas (endorfinas, melatonina, etc.). En estos casos no se consigue liberar la tensión acumulada, incluso se agrega más. De ahí, que las personas que duermen sobre zonas alteradas se levanten cansadas por la mañana, con dolores de cabeza, sin ánimo, irritables, etc.
La experiencia y los estudios realizados demuestran que las personas expuestas a estos lugares manifiestan una serie de perturbaciones en sus constantes fisiológicas: alteraciones de la presión sanguínea y del ritmo cardiaco y síntomas como insomnio, malestar general, dolores musculares, reúmas, asmas, vértigos, alergias, cambios de comportamiento (irritabilidad, nerviosismo, apatía, depresión) y otros trastornos o enfermedades que dependen de la intensidad de la alteración y de la capacidad de respuesta del organismo. Progresivamente, se va reduciendo la eficacia del sistema inmunológico y, por tanto, el organismo se sensibiliza al agente geopatógeno. Las consecuencias de la estancia en un lugar inestable socavan no sólo el estado físico, sino también el psíquico, con cambios en las pautas de comportamiento.

 

En espacios con wifi, torres de telefonía o transformadores.

Una exposición continuada a estos campos electromagnéticos acaban agotando al organismo produciendo síntomas tan diversos como dolores de cabeza, cansancio, y falta de vitalidad.

Ahora mediante la Biorresonancia Mora puedes limpiar tu organismo de estas frecuencias patógenas y recuperar tu bienestar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies